Tag Archives: curiosidades

Los días de la semana

La mitología clásica ha dejado una gran huella tanto en el español como en otras lenguas heredadas del latín y el griego.

54

Una muestra de ello son los nombres de los planetas, que los romanos utilizaron para dar nombre a los días de la semana, al menos de lunes a viernes:

Lunes: Día de la luna (Latín: Lunae dies)

Martes: Día de Marte (en la mitología griega, Ares), el dios de la guerra  (Latín: Martis dies)

Miércoles: Día de Mercurio (en la mitología griega, Hermes), el dios mensajero (Latín: Mercurii dies)

Jueves: Día de Júpiter (en la mitología griega, Zeus), el dios más importante (Latín: Iovis dies)

Viernes: Día de Venus (en la mitología griega, Afrodita), la diosa del amor (Latín: Veneris dies)

Como vemos, en la evolución del latín hasta nuestros días, perdimos la primera parte de la palabra dies (en español día). Por eso los días de la semana en español acaban en s:

Lunae (di)es > Lunes

En otras lenguas como el italiano y el francés, fue al revés; perdieron la segunda parte de la palabra. De esta manera, tenemos:

Francés: lundi, mardi, mercredi, jeudi, vendredi.

Italiano: lune, marte, mercole, giove, vener.

En las lenguas germánicas, la mitología también está presente en los días de la semana, pero, esta vez, no es la mitología clásica sino la mitología nórdica:

Monday (inglés)/ Montag (alemán): Día de la luna

Tuesday (inglés)/ Dienstag (alemán): Día de Tyr, el dios de la guerra.

Wednesday (inglés)/ Wodenstag (alemán antiguo; actualmente mittwoch): Día de Woden (también conocido como Odín), el dios más importante.

Thursday (inglés)/ Donnerstag (alemán): Día de Thor, el dios del trueno.

Friday (inglés)/ Freitag (alemán): Día de Freya, la diosa del amor.

¿Y, qué ocurre con el fin de semana?

En las lenguas germánicas, el domingo es el día del sol: Sunday (inglés) y Sonntag (alemán). En español, sin embargo, es el día del señor (latín: dominicus), el día de Dios.

De aquí procede el nombre de la República Dominicana, descubierta por Cristóbal Colón el 5 de diciembre de 1492, domingo. Uno de los primeros asentamientos en la isla fue precisamente el de la orden de los frailes dominicos, fundada por Santo Domingo de Gúzman. La capital de la República Dominicana recibe el nombre de Santo Domingo en honor a él.

El sábado procede del shabat judío, el día de descanso. ¿Entiendes ahora lo que significa tomarse un año sabático? Efectivamente, tomarse un año sabático es pasar un año sin trabajar o estudiar, donde lo más importante es descansar y disfrutar de la vida.

Los ingleses prefieren utilizar al dios Saturno (Cronos, en la mitología griega), el dios del tiempo: Saturday. Cronos da nombre a palabras como cronómetro, cronología o sincronizar. ¿Eres capaz de adivinar lo que significan? Todas están relacionadas con el tiempo.

En el siguiente cuadro del famoso pintor español Goya, podemos ver cómo Cronos, el dios del tiempo, devora a sus hijos, los días; una metáfora de cómo pasa el tiempo.

Cronos_Goya

¿Cómo se dicen los días de la semana en tu idioma? ¿Cuál es tu día favorito? ¿Por qué? ¡Compártelo con nosotros!

Laura

Advertisements

La flor del norte

¿Qué relación hay entre Noruega y un pueblo de Burgos? ¿Que en los dos sitios hace mucho frío? Aunque el frío es un punto en común, no es el único. Ahora verás por qué.

Este verano me fui de vacaciones al norte. Bueno, hice varias paradas en diferentes lugares de España antes de llegar al norte. Una de ellas fue en un pequeño pueblo muy bonito llamado Covarrubias en la provincia de Burgos. Este pueblo me cautivó de inmediato: sus murallas y puertas eran medievales, las casas tenían un estilo muy distinto a las casas de Andalucía, y a pesar de las diferencias, todas estaban adornadas con flores, como en mi tierra.

cla1 cla2

Anduve un rato por sus calles y encontré una escultura de mujer junto a una placa que decía lo siguiente:

cla3

LA PRINCESA KRISTINA VINO A ESPAÑA EN 1257 DESDE

TØNSBERG, NORUEGA, Y CONTRAJO MATRIMONIO CON

EL INFANTE FELIPE, ABAD DE COVARRUBIAS.

LA ESTATUA ES UNA DONACIÓN A LA VILLA DE COVARRUBIAS CON MOTIVO DEL MILENARIO DE SU INFANTADO.

1978 POR LA CIUDAD DE TØNSBERG Y OTROS DONANTES.

Mi compañero de viaje, al que le encantan estas historias, me contó de inmediato la historia de una princesa noruega que viajó desde aquellas tierras tan lejanas para casarse con un príncipe de Sevilla. Sin embargo, la princesa, como era de clima frío, no consiguió acostumbrarse al calor de Sevilla y murió triste por estar lejos de su casa. La enterraron en una iglesia de Covarrubias, porque su marido era dueño de aquellas tierras y a la princesa le gustaba estar en aquel pueblo (¡en Burgos hace mucho frío!). La historia de mi compañero me pareció interesante, anecdótica, pero tampoco le dí más importancia.

Sin embargo, en el camino de regreso a Andalucía, comencé a leer un libro que una amiga me había recomendado sobre una princesa nórdica: La flor de norte, escrito por Espido Freire, una autora española que os recomiendo, al igual que el libro. Lo abrí y leí lo siguiente: Sevilla 1262  

cla5

¿Sevilla? ¿No me había dicho mi amiga que el libro trataba de una princesa nórdica? Y, ¿qué hacía esa princesa en Sevilla? Entonces, caí en la cuenta de que había llevado a la princesa nórdica en mi e-book desde que salí de Sevilla y la había encontrado en Covarrubias sin saber que era ella.

La princesa nórdica de Covarrubias es Kristina de Haakonardóttir. Vivió en el siglo XIII en una época importante para Sevilla: tras la conquista de Sevilla (1247-1248) por Fernando III , se instalaron en la ciudad su hijo Alfonso X y toda la corte. Alfonso X fue un intelectual para la época, mandó traducir al castellano obras árabes y hebreas, era un apasionado de las lenguas y también fue escritor. Su hermano, don Juan Manuel, escribió El conde Lucanor donde aparecía el cuento de la lechera, tal y como vimos en Los castillos en el aire de la lechera. Kristina se casó con el infante don Felipe, otro hermano de Alfonso X, pero no daré muchos más detalle de este libro. Sólo quiero explicaros por qué Noruega y Covarrubias siguen hoy en día tan unidos.

cla6

La princesa Kristina vivió una mala experiencia en Sevilla (el libro os lo contará mejor que yo). Pero ella encontró su consuelo en San Olav, un santo nórdico al que rezaba para calmar sus inquietudes y sus dolores. Uno de sus grandes deseos era construir una iglesia en Covarrubias en nombre de este santo para rendirle homenaje y recordar su país de origen. Todos los días le recordaba a su marido que tuviera en cuenta su deseo, que nunca había pedido nada salvo la construcción de la iglesia. Su marido nunca la escuchó y la iglesia no llegó a construirse en el siglo XIV…

¡Pero sí en el siglo XXI! Siete siglos después, los habitantes de Covarrubias hicieron realidad el deseo de la princesa Kristina y construyeron la iglesia a San Olav, aunque más moderna de lo que la princesa habría podido imaginar.

cla7

La noticia llegó a oídos de los noruegos que quedaron sorprendidos al comprobar que existía una iglesia dedicada a un santo nórdico en un pequeño pueblo de España. A partir de ese momento, los dos países se hicieron amigos y todos los años a finales de septiembre tiene lugar en Covarrubias un festival de música noruega y un mercadillo de productos nórdicos, con vendedores venidos de aquellas tierras al pueblo donde duerme eternamente la princesa Kristina.

cla8

En cuanto a mí, que me encantan la literatura y la historia, quedé maravillada por este vínculo entre Noruega y España y por las bellas casualidades de la vida. ¿Y tú? ¿Tienes alguna bella casualidad que contar? ¿Conoces alguna otra historia de países amigos? Si es así, compártela con nosotros. ¿Quién sabe? A lo mejor dentro de siete siglos tu casualidad se hará historia…

Clara

¿«Recuerdas» o «aprendes de memoria»?

El verbo recordar está formado por el prefijo re- y el sustantivo latino cordis. El prefijo re- se utiliza en español con el sentido de repetición. De esta manera, reescribimos cuando borramos algo que hemos escrito y lo volvemos a escribir de otro modo, releemos cuando volvemos a leer algo que ya habíamos leído y repasamos antes de un examen cuando volvemos a pasar la mirada por los apuntes.

En latín, cordis significaba corazón. Actualmente, conservamos esta palabra en expresiones como un saludo cordial, es decir, un saludo desde nuestro corazón.
Como podéis ver, el verdadero significado de recordar es pasar dos veces por el corazón. Recordamos algo cuando deja huella en nuestro corazón, cuando es significativo para nosotros. ¡Qué bonito! ¿Verdad?
Es curioso que uno de los equivalentes de este verbo en inglés sea remind, es decir, pasar dos veces por la mente. ¿Somos los españoles más románticos que los ingleses?
Aunque los ingleses tengan fama de ser más reservados con sus sentimientos, ellos también tienen expresiones en las que dan gran importancia al corazón. Una de ellas es learn by heart (en francés, apprendre par coeur).
En este caso, somos los españoles los que damos más importancia a la cabeza que al corazón. En español, aprendemos de memoria; en inglés y en francés aprenden de corazón. ¡Curioso! ¿verdad?
¿Y, vosotros, qué creéis? ¿Es mejor guardar las cosas en la mente o en el corazón? ¿Cómo creéis que se aprende mejor?

FOTO BLOG

Muchas veces en la vida dudamos entre hacer caso a lo que dice nuestra cabeza o a lo que dice nuestro corazón. ¿Qué creéis que es más acertado? ¿Debemos actuar siguiendo lo que dice nuestro corazón o reflexionar y hacer lo que nuestra cabeza considera más conveniente?

Saludos cordiales

Laura