Acrónimos que esconden historias

Los acrónimos son palabras formadas por las iniciales de varias palabras que se leen como se escriben. Algunos acrónimos del español vienen directamente de otros idiomas como el inglés, como vemos en rádar (radio detecting and ranging), láser (light amplification by stimulated emmission of radiation) o el latín SPA (Sanitas Per Aquas). Otros se han adaptado o traducido al español, como sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), en inglés aids (acquired inmune deficiency syndrome) u ovni (objeto volador no identificado), en inglés UFO (unidentified flying object).

En la entrada de hoy queremos presentaros algunos acrónimos que usamos en nuestro día a día sin ser conscientes de la curiosa historia que esconden detrás. ¿Preparado? ¡Allá van!

ESNOB (Del inglés, SNOB, Sine Nobilitate) En español, sin nobleza, que no pertenece a la nobleza.

Parece que el origen de esta palabra se encuentra en las anotaciones que se hacían en algunas universidades inglesas, como Oxford o Cambridge, para señalar a las personas que procedían de familias humildes pero se permitían estudios muy elevados.

En la actualidad, esta palabra presenta un tono despectivo y se refiere a la persona que admira e imita la forma de hablar, de expresarse y de actuar de las personas adineradas a las que considera superiores, es decir, a las personas que no proceden de la nobleza pero tratan de parecerlo.

INRI (En latín, Iesus Nazarenus, Rex Iudaeorum) En español, Jesús Nazareno, rey de los judíos.

Podemos encontrar esta inscripción en las cruces de diferentes iglesias y cementerios cristianos. Según la Biblia, Poncio Pilatos escribió esto en la cruz de Jesucristo para burlarse de él, al nombrarle rey una vez condenado.

De esta historia, hemos heredamos en español la expresión para más inri que denota burla, afrenta o vejación:

Ayer mi jefe me despidió y, para más inri, lo hizo gritando y delante de todos mis compañeros

CADÁVER (En latín, Caro Data Vernibus) En español, carne dada a los gusanos.

A pesar de que en la actualidad existen otras teorías acerca del origen etimológico de esta palabra, según la etimología popular, un cuerpo sin vida no era otra cosa que alimento para los gusanos.

OK (En inglés, 0 Killed) En español, 0 muertos.

Sin lugar a dudas, esta palabra de origen inglés ha traspasado todas las fronteras internacionales y ha penetrado en casi todas las lenguas del mundo. Aunque diría que es más frecuente en América Latina que en España, son muchos los españoles que utilizan esta palabra en su vida cotidiana en lugar del tradicional vale.

Una de las teorías acerca de su origen que más me gusta es la que la relaciona con la Guerra Civil estadounidense. Al parecer, después de cada combate, los oficiales pasaban una lista para comprobar la cantidad de hombres que habían perdido. Cuando no había muertos (0 killed > 0k), es que todo había ido bien.

PEPE (En latín, Pater Putatibus) En español, padre putativo, padre adoptivo.

Pepe es el apodo que reciben la mayoría de Josés en España, pero ¿por qué? Para conocer su origen tenemos que remontarnos hasta uno de los Josés más famosos de la historia: José de Nazaret, el padre de Jesucristo. Como sabemos, Jesucristo no fue realmente hijo de José sino de María y el Espíritu Santo. De esta manera, José era su padre putativo. En los escritos, era frecuente encontrar la abreviatura P.P. (Pater Putatibus) junto al nombre de José. De ahí, que en la actualidad, asociemos el nombre José al de Pepe.

¿Conocéis alguna otra palabra parecida? ¡Compartídla con nosotros!

Laura

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s