El español en su literatura. Podcast para aprender español: El hombre que inventó Manhattan

Hoy os traemos un fragmento de El hombre que inventó Manhattan, de Ray Loriga.

El hombre que inventó Manhattan

El hombre que inventó Manhattan

El hombre que inventó Manhattan se hacía llamar Charlie aunque su verdadero nombre era Gerald Ulsrak, estaba casado y tenía dos hijas. A lo mejor solo una. Se decía que la mayor de las niñas era hija de otro hombre, tal vez por la manera en Charlie la miraba o, mejor, no la miraba. Gerald Ulsrak había nacido en un pequeño pueblo en las montañas de Rumanía y siempre había soñado con un sitio mejor, Manhattan, y un nombre distinto, Charlie.

Charlie tenía un amigo, al que todos llamaban Chad y que era la clase de persona a la que nadie suele referirse usando sólo su nombre de pila, de manera que Chad era siempre «el bueno de Chad», o «el viejo de Chad», o «menudo es Chad». Por supuersto, Chad no se llamaba Chad ni nada por el estilo, se llamaba Pedja Ruseski, pero, como digo, todos le llamaban Chad.

Charlie pensaba que Chad era el tipo más divertido que había conocido nunca, a pesar de que la mayor parte de la gente opinaba justo lo contrario.

Charlie siempre contaba que Chad había llegado antes que él a Nueva York y que, por lo tanto, parte de la invención debía de ser suya, pero Chad negaba tales acusaciones con un ligero movimiento de su dedo índice y levantaba su pinta de cerveza para brindar por Charlie, mientras gritaba: «POR EL HOMBRE QUE INVENTÓ MANHATTAN». Así que no había más que hablar.

 Palabras difíciles:

Suele referirse: Tiene la costumbre o hábito de llamarle.

Tipo (uso coloquial)Hombre.

Dedo índice:  dedo índice

Menudo (uso coloquial)En expresiones exclamativas, palabras como bonito, valiente menudo expresan sentido superlativo (positivo o negativo) para el sustantivo al que acompañan dependiendo del tono. Así, «menudo piso» puede utilizarse en un tono para referirnos a un piso muy amplio y bonito y, en otro tono, para referirnos a un piso viejo y pequeño.

Nombre de pila: Nombre. La expresión proviene de la pila bautismal, es decir, el nombre que se le da a los niños cuando se los bautiza en el cristianismo.

Ray Loriga

RAY LORIGA

Ray Loriga novelista, guionista y director de cine, nacido en Madrid en 1967. Representante del realismo sucio español; se le compara con William Burroughs y Jack Kerouac.

Ha escrito las novelas Lo peor de todo (1992), Héroes (1993), Caídos del cielo(1995), Tokio ya no nos quiere (1999), Trífero (2000; Alfaguara 2014), El hombre que inventó Manhattan (2004), Ya sólo habla de amor (2008), Sombrero y Mississippi (2010) y El bebedor de lágrimas (2011), y de los libros de relatos Días extraños (1994), Días aún más extraños (2007) y Los oficiales y El destino de Cordelia (2009). Ha colaborado en publicaciones como Ajoblanco, El Europeo y El País.

Ha trabajado como guionista con directores de la talla de Pedro Almodóvar y Carlos Saura. En 1997, dirigió  La pistola de mi hermano, adaptación de su novela Caídos del cielo, y  en 2007 Teresa, el cuerpo de Cristo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s