Verbos pronominales y pronombres reflexivos (segunda parte)

Ya habéis tenido la ocasión de leer anteriormente sobre los verbos pronominales, pero este tema es uno de los más  complejos en español y merece más de una entrada en nuestro blog. En esta ocasión, vamos  a ver algunos verbos que cambian de significado dependiendo de si aparecen con el pronombre reflexivo o no.

Si habéis leído Verbos pronominales y pronombres reflexivos ya sabréis que los verbos pronominales son aquellos que están incompletos sin los pronombres metesenosos como ocurre en los casos de arrepentirse, esforzarse, enterarse o atreverse. La diferencia entre los verbos pronominales y verbos como levantar(se), acostar(se), duchar(se) o lavar(se) radica en que estos últimos pueden aparecer sin los pronombres reflexivos sin que haya un cambio de significado. Yo puedo lavarme con agua fría o lavar al perro una vez al mes, pero lavar significa lo mismo. También puedo acostarme tarde o acostar a los niños temprano, pero acostar sigue teniendo el mismo significado. La única diferencia consiste en que a veces sujeto = objeto y otras veces sujeto ≠ objeto.

Sin embargo, existen otros verbos que pueden aparecer con pronombre en algunas ocasiones y en otras sin pronombre, pero a diferencia de lavar(se), levantar(se) o duchar(se), estos verbos sí cambian de significado por completo. Veamos algunos ejemplos:acuerdo

  •   Los trabajadores y los empresarios acordaron un nuevo convenio. / El jefe no se acordó de darles la paga extra de Navidad a los trabajadores.
  •  He quedado hoy con Marta para tomar un café. / Me he quedado en la cafetería esperando a que Marta viniera pero no ha venido.
  •  ¿Me puedes pasar mi bolso? Está encima de la mesa / Juan se ha pasado con la bebida y está diciendo muchas tonterías.

Como ya habréis podido deducir, acordar equivale a llegar a un acuerdo, mientras que acordarse significa recordar. Quedar es similar a  tener una cita con otra persona mientras que quedarse quiere decir permanecer en un sitio. Pasar un objeto es dárselo a alguien que está más lejos de él mientras que pasarse con la bebida es beber demasiado alcohol.

Os preguntaréis si estos verbos son pronominales o no. La respuesta es sencilla: dependiendo del mensaje que se quiera transmitir nos encontraremos con un verbo pronominal o no. Hay contextos en los que, si no aparece me/te/nos/os/se, el verbo  no estaría completo; en esos casos se trata de un verbo pronominal. La diferencia de significado entre un verbo y otro es total, no es una mera cuestión de quién o qué recibe la acción.

Lo mismo ocurre con verbos como aplicar/aplicarse, empeñar/empeñarse, ocupar/ocuparse, remontar/remontarse, fijar/fijarse o fiar/fiarse. Fíjaos en los siguientes casos, en cada par de oraciones el significado es distinto pero si no aparecen los pronombres reflexivos, algunas están incompletas:

  •   El Banco Central Europeo ha fijado un precio para las transacciones internacionales/ prestamista*¿Has fijado en que Paco está muy triste últimamente? (No está completo)
  •   ¿Me fías cincuenta euros? Te los devuelvo el mes que viene./ * No fío de ese hombre, creo que tiene malas intenciones. (No está completo)
  •   Un grupo de jubilados ha ocupado la primera fila del teatro. / *Yo he ocupado personalmente de resolver el problema con los proveedores.  (No está completo)

 Uno de los aspectos más destacables de estos verbos es que, en su versión pronominal, suelen ir acompañados de preposiciones. Tal es el caso de acordarse de, ocuparse de, empeñarse en, pasarse con, entre otros. Algunos de estos verbos pueden prescindir de la preposición cuando en la oración no aparece ningún complemento (de régimen) como en el caso de fiarse (de) o aplicarse (con).

  • Me he pasado con la comida estas Navidades, he engorado 4 kilos. / Por favor, no comas demasiado, no te pases.
  • Tráeme el ordenador cuando regreses. ¡Acuérdate!/ Acuérdate de traerme el ordenador.

En otras ocasiones, dependiendo de la preposición que se elija, el verbo puede tener un significado u otro.

  • bebedorNo te pases con el alcohol (no bebas demasiado) / Pásate por el bar. (Ve al bar)
  • Me he quedado en casa de mi madre (he estado en casa de mi madre)/ Me he quedado con las llaves de la casa. (He conseguido las llaves de la casa).

Como veis, el significado de algunos verbos puede cambiar mucho dependiendo de si va acompañado de un pronombre reflexivo o no. Para transmitir algunos de los significados de estos verbos, es totalmente necesario que aparezcan los pronombres me, te,se, nos, os, ya que sin ellos estarían incompletos.

Esperamos que esta pequeña aclaración os sea útil para comunicaros y que os haya servido para entender estos verbos. Aun así, si pensáis que el enigma de los verbos y los pronombres reflexivos en español se limita a lo que habéis visto hasta ahora, estáis muy equivocados. Por esta razón, en De Boca en Boca Centre, os prometemos otra nueva entrada con la que seguir descubriendo más sobre este tema.

 Alberto

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s