Palabras mágicas del español (I): Vamos

Hoy en De Boca en Boca Centre os presentamos la primera parte de nuestra sección «Palabras mágicas del español». Son palabras de apariencia engañosa y difícil, que creéis conocer. A veces son verbos con valor no verbal, a veces adjetivos y sustantivos que unen frases… Y es que la riqueza oral del español es inmensa, sobre todo su registro coloquial, y, además, necesaria para comprender el español de todos los días. Así que, si estáis preparados para conocer estas palabras mágicas, ¡allá vamos!

¿Nunca habéis tenido miedo de equivocaros? Seguro que sí, porque a las personas no nos gusta equivocarnos y que los demás conozcan nuestros errores. No obstante, gracias a los errores aprendemos mucho más que si nunca los cometiéramos.

mafalda

Y si os cuento esto no es para animaros (que también) sino para haceros ver lo inteligente que somos las personas y cómo a partir de los errores creamos herramientas mágicas que nos permiten corregirnos y volver atrás en el tiempo: los reformuladores. ¡Pero no os asustéis! Vayamos paso a paso.

¿Qué es la reformulación? A veces decimos frases que al principio nos parecen correctas y llenas de significado. Sin embargo, cuando terminamos de pronunciarlas, nos damos cuenta de que ciertas ideas no han quedado claras.

FEpQLNl

Como la lengua es una acto de comunicación, nos preocupamos por la persona que nos escucha y nos preguntamos si habrá comprendido nuestro mensaje. Entonces, para precisar el significado de nuestra frase, reformulamos o decimos de nuevo nuestra frase con el fin de que nuestro interlocutor pueda entendernos. Y estos reformuladores forman parte de ese grupo de palabras mágicas de las que os hablaremos en las próximas entradas. De momento, un ejemplo para que entendáis la idea:

Quiero prepararle a mi chica una cena romántica, es decir, una cena a la luz de las velas, con un buen vino y música relajante.

Cuando utilizamos es decir, volvemos atrás en el tiempo, recuperamos nuestra frase y explicamos mejor qué significa una cena romántica.

volver

Ahora que ya sabéis qué es la reformulación, vamos a conocer los valores de VAMOS.

Como ya sabéis, vamos es la primera personal del plural del verbo ir que utilizamos en frases como:

Vamos al cine a ver la última película de Antonio Banderas.

Pero también habréis oído que los hablantes de español decimos:

vamos

Con ello expresamos nuestro deseo de que alguien haga algo o de que una acción comience:

¡Daniel! Ordena tu habitación.¡Vamos!

Sin embargo, el vamos que nos interesa hoy es el reformulador. Vamos siempre va colocado entre comas. A veces puede aparecer al principio de una frase, pero también puede unir diferentes oraciones. Gracias a este reformulador:

1. Explicamos, aclaramos y precisamos el significado de la frase que acabamos de decir cuando creemos que no se comprenderá el mensaje:

Cuando vi a Ana aquel día, noté que era una chica alegre, extrovertida, con mucha energía, vamos, que no era la chica inocente que yo me imaginaba.

Chica extrovertida

2. Nos corregimos cuando hemos cometido un error en la frase:

Quiero dar las gracias a todas las mujeres presentes, vamos, y también a todos los hombres, que han venido a luchar contra la violencia de género.

no se pega

3. Retomamos el tema de una conversación que parece haberse perdido:

Laura vino a verme ayer por la tarde. Pero yo estaba muy ocupada, corrigiendo exámenes, los niños no había tenido clase por la tarde y los tenía al lado jugando y gritando. Este mes también tengo a mi suegro en casa. Vamos, que vino a verme y se tuvo que ir porque no la podía atender.

madre ocupada

4. Concluimos y recapitulamos la idea de la frase que hemos dicho:

Me han regalado unos zapatos, unos pantalones, una cartera y una bufanda; vamos, que está bien, ¿no?

muchos regalos

5. Enumeramos, ejemplificamos y expandimos el significado de nuestra frase:

Y entonces, pues, ya vienen las reuniones, el pasarlo bien, vamos, cantar, bailar y todas esas cosas típicas de la Feria.

mujeres bailando

Y hasta aquí nuestra primera palabra mágica. No te pierdas las siguientes entradas. Aprenderéis a utilizar los reformuladores en los contextos adecuados, vamos, que hablaréis español coloquial y os entenderéis con todos los españoles. Dale caña a los reformuladores. ¡Vamos!

Clara

Advertisements

5 thoughts on “Palabras mágicas del español (I): Vamos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s