Personas reales que pasaron a la historia de la lengua

¿Algunas vez habéis querido ser inmortales? Seguramente me diréis que es imposible porque los seres humanos somos mortales. Sin embargo, se puede ser inmortal lingüísticamente. Esto le pasó a Picio, a Maricastaña, a Calleja, y a Maruja. ¿Queréis conocer su historia? ¡Allá vamos!

PICIO

Picio era un zapatero andaluz que vivía en Granada en el siglo XIX. No sabemos qué hizo Picio, pero las autoridades lo condenaron a muerte. En aquella época, era costumbre ir a la capilla de la iglesia a rezar por la salvación del alma. Así que Picio estaba rezando por su alma cuando le dijeron que lo habían perdonado y que ya no moriría. Picio se sorprendió tanto que se le cayó el pelo, las cejas y las pestañas y le aparecieron tumores en la cara.

Picio

Finalmente Picio consiguió salvarse de la muerte pero se volvió un hombre muy feo y todo el mundo lo recordó por ello. Por eso, cuando vemos a una persona muy fea en español decimos:

Es más feo que Picio.

MARICASTAÑA

Maricastaña vivió en Galicia, concretamente en Lugo, en el siglo XIV. En 1386 Maricastaña lideró un levantamiento contra el obispo de Lugo a causa de los impuestos que el obispo les hacía pagar. Maricastaña y sus aliados acabaron con la vida del mayordomo del obispo. Lo que ocurrió después no fue tan bonito. Maricastaña y sus hijos fueron apresados por haber originado la revuelta y les quitaron todas sus posesiones. Básicamente, se quedaron sin nada.

Maria Castaña

No obstante, si Maricastaña es conocida por algo no es por ser la heroína de una rebelión. Maricastaña pasó a designar un tiempo pasado, una época remota muy lejana al presente. Así, cuando algo ocurrió hace mucho tiempo o cuando algo nos parece anticuado decimos:

Esta falda es de los tiempos de Maricastaña.

Las personas han cambiado en el siglo XXI. Tus ideas son de la época de Maricastaña.

CALLEJA

Saturnino Calleja fue un editor de cuentos muy importante que vivió a finales del siglo XIX. Calleja quería que los niños leyeran más cuentos. Para ello, los cuentos de Calleja eran diseñados con portadas atractivas, contenían dibujos ilustrativos y contenido didáctico (acertijos, crucigramas, etc) para que los niños se divirtieran al mismo tiempo que leían. Además, bajó el precio de los cuentos para que fueran más accesibles y todo el mundo pudiera comprarlos.

Saturnino Calleja

Barbazul            Los buñuelos de la reina

Ya hemos visto que los cuentos, por su componente irreal, son relacionados con las mentiras. Por ejemplo: No me vengas con cuentos, Eso es un cuento chino, etc (Cuéntame un cuento). Por eso, cuando una persona cuenta muchas mentiras se dice de él que:

Tiene más cuento que Calleja

porque ninguna persona vendió más cuentos que Saturnino Calleja.

MARUJA

Maruja no hace referencia a una única persona sino a muchas mujeres llamadas María. Maruja es el diminutivo de María y, como ya sabéis, María es un nombre muy común en España. Además, desde los tiempos de Maricastaña existía la costumbre de que el primer nombre de la niña fuera María, de ahí que muchas españolas tengan nombres compuestos: María José, Mari Carmen, Maribel, etc.

Hasta hace poco, las mujeres se encargaba únicamente de las tareas de la casa y era el marido quien trabajaba fuera. Con el paso del tiempo, a la mujer ama de casa se le asoció un bajo nivel cultural y, además, se decía que se pasaba todo el día en la puerta de su casa criticando o hablando de otras personas.

maruja

Como normalmente estas mujeres se llamaban Maruja por la tradición que he explicado, cuando vemos a una ama de casa que cotillea sobre la vida de los demás decimos que:

Esta persona es una maruja.

A veces, calificamos de maruja a alguien que no es amo/a de casa pero que habla mucho de los demás y que está obsesionado/a con la limpieza, sin tener otras inquietudes en la vida.

Amo de casa2

Desde que dejó de trabajar, Pedro se dedica a limpiar la casa y a cotillear con las vecinas del edificio. ¡Es una maruja!

Ahora ya sabéis por qué estos personajes pasaron a la historia. ¿Qué estaríais dispuestos a hacer vosotros? Picio renunció a la belleza, Maricastaña lo perdió todo por su revolución y Calleja fue recordado por ser el mayor difusor de mentiras con forma de cuentos. Sin embargo, en otras ocasiones los cambios importantes de la Historia se producen gracias a personas anónimas, por lo que a veces es suficiente con llamarse María.

historia

¿Existen expresiones con nombres propios en vuestra lengua? Mandad vuestras respuestas a De Boca en Boca y sigamos recordando estos personajes que pasaron a la historia de nuestra lengua.

Clara

P.D: Hace unas semanas, en De Boca en Boca  hablamos de los personajes literarios que aparecían en la lengua española: Huellas de la literatura en la lengua española. De este modo, conoceréis tanto a personajes ficticios como reales que han dejado marca en nuestra lengua.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s