El subjuntivo (parte II)

En una de nuestras últimas entradas, introdujimos el tema del subjuntivo. En ella, hablamos de su formación y sus valores generales y presentamos el uso del subjuntivo en las órdenes. Ahora que ya sabes qué es el subjuntivo, cómo se forma y qué expresa generalmente, te presentamos el uso del subjuntivo en las oraciones de relativo.

Las oraciones de relativo son, como su propio nombre indica, aquellas en las que encontramos pronombres o adverbios relativos, es decir: que, quien(es), el/la/los/las cual(es) y donde, como y cuando. Todas ellas tienen función de adjetivo y complementan a una palabra anterior que llamamos antecedente.

Algunos ejemplos son:

La chica que lleva el vestido azul se llama Tatiana.

Este es el lugar donde conocí a Amanda.

En estas oraciones, podemos emplear el modo indicativo o el subjuntivo. Sin embargo, como veremos a continuación, la elección de uno u otro modo conlleva un cambio en el significado de la oración:

Busco un libro que trata sobre asesinatos.

Busco un libro que trate sobre asesinatos.

En la primera opción, el verbo tratar aparece en presente de indicativo. Empleamos el indicativo porque buscamos un libro en concreto, un libro real que ya conocemos; tenemos su imagen en la mente.

En la segunda, sin embargo, utilizamos el presente de subjuntivo porque no tenemos ningún referente en concreto. No nos referimos a ningún libro en especial. Nos da igual que libro sea, lo importante es que trate de asesinatos.

Veamos más ejemplos:

José se casará con una chica que es rubia.

José se casará con una chica que sea rubia.

En la primera oración, José ya tiene novia. El hablante la conoce y sabe que es rubia; por eso empleamos el indicativo. En la segunda oración, sin embargo, se habla de una chica imaginaria, hipotética, que no existe, a la que no conoce ni José ni el hablante. A José le gustan mucho las chicas rubias y por eso afirma que se casará con una de ellas. En este caso, usamos el subjuntivo.

De esta manera:

  • empleamos el indicativo cuando el antecedente es concreto o determinado. Cuando conocemos a la persona o el objeto del que hablamos.
  • empleamos el subjuntivo cuando el antecedente es desconocido o indeterminado.  Cuando no conocemos a la persona o el objeto del que hablamos.

Por este motivo, cuando el antecedente es alguna palabra indeterminada como alguno/a, alguien, ninguno/a, nada o nadie, el verbo siempre aparece en subjuntivo:

No encuentro a nadie que quiera venir al cine.

No hay nada que me guste de esta película

¿Conoces a alguien que tenga dos coches?

En De Boca en Boca Centre, esperamos que esta entrada sea útil para las personas que ¿estéis/estáis? interesadas en el español. Pronto volveremos con más contextos en los que utilizamos el modo subjuntivo.

Laura

Advertisements

One thought on “El subjuntivo (parte II)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s