¿«Ser» o «estar»? Esa es la cuestión

Del loco dicen que está loco porque otro día no lo estará más;
del necio no dicen que está necio, sino que es necio,
porque toda la vida lo será.

Luis Zapata, poeta. Siglo XVI

Sin ninguna duda, la diferenciación de los verbos serestar es uno de los mayores  pro- blemas a los que se enfrentan los estudiantes de español. La causa principal es la no diferenciación en la lengua de origen del estudiante. Mientras que en la mayor parte de las lenguas romances se conserva la distinción de ser y estar (portugués, italiano, catalán y gallego), en el resto de lenguas, los verbos ser y estar se funden en una sola forma: to be (inglés), sein (alemán), shi (chino) y быть (ruso).

A pesar de que el francés moderno cuenta con un solo verbo copulativo, être, aún en la actualidad podemos ver huellas de un antiguo verbo estar en el imperfecto (étais, étais, était, etc.) y el participio (eté) de este verbo.

Para comprender el verdadero significado de estos verbos, es necesario recurrir a sus raíces latinas:

  • El verbo ser proviene de la fusión de los verbos latinos ESSE (ser, existir) y SEDERE (estar sentado). Como sabemos, ser indica características permanentes, rasgos inherentes, cualidades que no cambian. Imaginémonos sentados en una silla. ¿Podríamos permanecer así para siempre, verdad?

               Por ese motivo, podemos sustituir el verbo ser por el signo =:

Yo soy José – Yo = José

Él es español – Él = español

La mesa es grande – La mesa = grande

Nosotros somos profesores – Nosotros = profesores

Son las 3 y media – Ahora = 15.30h

  • El verbo estar, por su parte, procede del verbo STARE (estar de pie). Podríamos pasar toda la vida sentados en una silla, pero no podríamos aguantar de pie; en algún momento tendríamos que sentarnos o tumbarnos. No podríamos permanecer así siempre:

          El verbo estar se utiliza principalmente para indicar (1) localización (¿dónde?) y (2)                  estado temporal (ahora, en este momento, no siempre).

(1)

El bolígrafo está en la mesa – ¿dónde está el bolígrafo? Está en la mesa

Alberto está en Santander – ¿dónde está Alberto? Está en Santander

(2)

Estoy cansada – (ahora, en este momento, no siempre)

La ventana está abierta – (ahora, en este momento, no siempre)

De esta manera, las margaritas son flores, son blancas y amarillas, son pequeñas, son bonitas pero NO son en el campo; ESTÁN en el campo (¿dónde están?)

  = flores (siempre)

= blancas y amarillas (siempre)

= pequeñas (siempre)

= bonitas (siempre)

en el campo

Por su parte, la niña es rubia, es guapa, es delgada, es alta pero NO es enfadada; ESTÁ enfadada (ahora, no siempre)

= rubia (siempre)

= guapa (siempre)

= delgada (siempre)

= alta (siempre)

enfadada

En muchas ocasiones, los adjetivos pueden ir con ser o estar dependiendo de si son características permanentes o temporales:

María siempre es simpática pero hoy está un poco antipática.

Lara no es una chica muy guapa pero hoy lleva un peinado muy bonito y está muy guapa.

En la siguiente viñeta, podemos observar el contraste entre ser y estar de una manera más visual y divertida:

¿Habéis entendido la broma? El hombre llega a casa borracho y le dice a su mujer: ¡Qué fea eres! (tú = fea) Entonces, la mujer le responde: estás borracho (ahora, en este momento, no siempre) Entonces, él le dice: lo mío es temporal (yo ahora estoy borracho, mañana no, pero tú eres fea hoy, mañana y siempre).

Desde De Boca en Boca Centre, esperamos que ahora entiendas un poco mejor los usos de estos dos verbos, pero, por si todavía te queda alguna duda, te dejamos un vídeo muy divertido:

¡el rap de ser y estar!

Laura

Advertisements

5 thoughts on “¿«Ser» o «estar»? Esa es la cuestión

  1. La explicación que dais es buena, pero no estoy completamente de acuerdo con ella y creo que hay casos que podrían confundir al estudiante en cuanto a temporal o permanente. “Yo soy joven” no es permanente, lo soy en el momento que lo digo y “Mi abuelo está muerto” es el estado menos temporal que existe

    1. Hola, Cris:

      Estamos de acuerdo contigo. «Ser joven» y «estar muerto» son los típicos contraejemplos de esta teoría. De hecho, son los que le sirven a García Santos para posicionarse en contra de esta teoría en su manual, tan alabada por otros. Como en todo, siempre hay casos que se escapan de la «norma».
      Es cierto que nuestra explicación simplifica la realidad. Sin embargo, por experiencia, consideramos que es bastante esclarecedora en los niveles iniciales, donde lo más habitual «se convierte» en norma.

      Gracias por leernos y comentarnos.

    2. Yo lo veo desde otro prisma. En el momento que se hace la afirmación, y hablamos del presente, ser joven es incuestionable. El verbo alude a la juventud del SER, (ente) En ese momento su SER lo ES. Si dices ‘está jóven’, el sentido cambia, puede parecerlo, sin serlo.

      En cuanto a la muerte, lo siento tampoco coincido. Primero, y esto afecta a la razón más pura, nadie puede decir en concreto “yo soy/fui muerto”, y resultar coherente. En términos taxativos podemos asegurar que los cadáveres no hablan. Para entenderlo, trasladémoslo a tercera persona del singular. El es muerto. ¿perdón? Un muerto no ES, porque no EXISTE. Ya no es un ser vivo, sino un cadáver, porque ESTÁ en un ESTADO (valga la redundancia): embalsamado, corrompido,etc, pero no es un ser. Con lo cual tu abuelo está muerto porque ES un cadáver, no va a dejar de serlo, no revivirá, y si lo hace, los católicos enloquecerán de felicidad porque habrá llegado un nuevo mesías.
      Hay agunas especificaciones, de manera anacrónica en poesía o prosa poética,podemos leer: “Muerto soy”, o “Soy un muerto en vida”. Evidentemente el tipo se puede estar muriendo, pero aun vive, aún ES.

      Algunas veces las reglas se pueden aplicar haciendo las preguntas correctas al verbo, observando que función hacen los adjetivos (participios, gerundios…) comprobando como puede cambiar una frase de sentido y utilizando el sentido común y la lógica. No siempre es tan complicado como parece. .
      En muchos lugares de HIpanoamérica si se utiliza el ser por el estar, en España tendemos a diferenciarlo:

      1. Nosotros tenemos que estar siempre muy unidos ( en la vida, entre sí, a un clan, un lugar…). Frase de Jacinto Benavente, autor español.

      2. ( Mi amigo y yo) éramos muy unidos y estaba seguro de que no iría a delatarnos. Frase de Vargas Llosa, autor sudamericano

      OTROS EJEMPLOS: La primera frase que sigue en España nos suena extraña, pero no las otras dos:
      .
      a). Teníamos 28 años y siempre fuimos muy unidos; creía conocer a Daniel casi como a mí mismo.(incluso se puede pensar que se refiere al verbo ir, ya que se conjuga igual que el ser en este pretérito)

      (b). Teníamos 28 años y siempre estuvimos muy unidos; creía conocer a Daniel casi como a mí mismo. (esta voz no deja lugar a dudas)

      (a’). Teníamos 28 años y siempre fuimos ¨{unos hermanos} muy unidos; creía conocer a Daniel casi como a mí mismo..(Adquiere sentido al especificar)

      Y concluyo con una frase de manual bastante ilustrativa: “Del loco dicen que está loco porque otro día no lo estará más; del necio no dicen que está necio, sino que es necio de juro y heredad,que toda la vida lo será”
      [Luis Zapata: Miscelánea, apud Keniston, p. 479]

      Disculpad por el tostón, es mi visión del tema

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s